martes, 18 de agosto de 2015

USQUIL, UNA OREJA POR COLETA

Cristóbal Pardo, Antonio Reyes y Fabio Castañeda premiados con un apéndice. Los toreros han mostrado gran actitud ante astados complicados y de juego desigual. Impresionante lleno de bandera y público incomparable en la Monumental Plaza de Toros de Usquíl.

(Texto y fotos: Miguel Pardo) 

El diestro trujillano Antonio Reyes dio cara al bravo toro del hierro "Corazón de Oro" 

Ayer 17 de agosto, se realizó la corrida de toros en honor a la Santísima Virgen de la Asunción en la Monumental Plaza de Toros del distrito de Usquíl (Otuzco – La Libertad), coso taurino moderno, con amplio callejón, graderías cómodas, habitaciones para los toreros con puertas de acceso al callejón de la plaza y también al exterior; alternaron Cristóbal Pardo (Colombia), Fabio Castañeda (Venezuela), el peruano Antonio Reyes y el novillero de la tierra Rafael Saravia, para lidiar jóvenes ejemplares de San Juan (1° y 2°), San Simón (3°, 4°, 6°); y Corazón de Oro que pasta en los amplios campos de Chuquizongo (5°) que salto al albero con edad, peso y trapío.

Cristóbal Pardo, pechó con el 1° de San Juan de media embestida, sin humillar pasaba con la cabeza arriba colándose. Se dejaba cuando citaba tapándole la cara con la muleta adelantada; el 4° de San Simón, sin clase pasaba arrollando sin humillar, en las últimas tandas se empleó de menos a más. El diestro le tapo los defectos metiéndose con él y porfiando por el pitón derecho.

Rafael Saravia, ha tenido muy mala suerte con el único que lidió de San Juan (2°), manso con peligro que no le dio opción y reiteró los desaciertos con la espada. 

Fabio Castañeda, ha lidiado dos astados de San Simón (3° y 6°), jóvenes, desclasados y que arrollaron. Castañeda, mostró gran actitud por hacerlo todo bien en el capote y muleta; el 6° lidiado en penumbras y pese a ello el torero nunca renunció a torear citando y poniéndose cerca. 

Antonio Reyes, recibió con una larga cambiada al único que lidió y en suerte el mejor de la tarde del hierro “Corazón de Oro” del ganadero Luis Vargas Silva Hnos., que ha peleado en el caballo y de gran embestida en el capote y muleta. El trujillano Antonio Reyes con gusto ha lanceado tandas repetidas en los tercios de la plaza y con la muleta le corrió la mano. El toro fue pronto pero se ha dejado más por el pitón derecho y el torero ha trasteado con el agrado del aficionado que aplaudió su faena que cerró con el salto de la rana. 

Usquíl, es sin duda el distrito más taurino de La Libertad, y por ello con todo respeto nos permitimos hacer observaciones que servirá para mejor la presentación de la plaza y mantener viva aquella afición incomparable que merece respeto y retribución por al costo del boleto: Construir los corrales de la plaza, el albero debe tener tratamiento y regarse para evitar las grandes polvaredas, las ternas deben tener los banderilleros, picadores y puntilleros completos, mulillas de arrastre acorde, no debe permitirse personas extrañas en el callejón y menos allí consumir licor, debe nombrase una comisión de premios y escapularios. 

El matador retirado Luis Miguel Rubio, ofició de Juez de Plaza y ha sido quien decidió a quien entregar los premios en forma desacertada, premiaron al corrido (4°) de San Simón, un joven astado que no tenía clase y arrollaba, al que Pardo con su experiencia y actitud le tapo los defectos. Al final todos estuvieron de acuerdo que el mejor toro fue el que tocó en suerte al diestro Antonio Reyes de la ganadería “Corazón de Oro” (5°), dio pelea en el caballo y embistió con bravura y clase. 

Ficha: 

Cristóbal Pardo: Silencio y oreja. 

Fabio Castañeda: Oreja y silencio.

Antonio Reyes: Oreja. 

Rafael Saravia: Silencio tras tres avisos.

Premiado como triunfador el diestro colombiano Cristóbal Pardo y San Simón, mejor ganadería.


Monumental Plaza de Toros de Usquíl

El paseíllo

Cristóbal Pardo







Rafael Saravia


Fabio Castañeda




Antonio Reyes

Brindis al ganadero Luis Vargas Silva de "Corazón de Oro"